miércoles, 1 de enero de 2014

Tarta de piña colada y crema de limón



Como es una noche en la que se come demasiado y para colmo tienes que comerte 12 uvas a la velocidad del rayo. Este año nada de chocolate, sino una tarta ligera y fresquita de piña, ron, coco y crema de limón, todo un "PWANG".
Además, customizada y vestida para la ocasión, con sus uvas y todo.

Espero que os guste.
INGREDIENTES
Bizcocho de piña, coco y ron
10 huevos
320g de azúcar
450g de harina
50g de coco rallado
350g de mantequilla
2 sobres de levadura química
6 cucharadas de ron blanco
8 cucharadas del almíbar de las piñas
6 rodajas de piña en almíbar

Almíbar
15 cucharadas de agua
15 cucharadas de azúcar
5 cucharadas de ron blanco

Crema de limón
el zumo y la piel de dos limones
5 huevos
1 cucharada de maicena
150g de azúcar
150ml de nata para montar fresca
8 onzas de chocolate blanco
1 yogur natural sin azúcar
Decoración
coco rallado
uvas moradas
fruta escarchada de melón (la de color verde)

ELABORACIÓN
Los ingredientes están duplicados porque hay que hacer dos bizcochos para formar el pastel.
En primer lugar haremos el bizcocho, para ello precalentaremos el horno a unos 180ºC.
Antes de empezar con el bizcocho, podéis dorar un poco las rodajas de piña en una sartén con una cucharadita de azúcar.

Para empezar con el bizcocho, batiremos los huevos con el azúcar hasta que doble el tamaño y tenga una consistencia cremosa.

Seguidamente verteremos en forma de lluvia la mitad de la harina tamizada, y con una varilla manual la incorporaremos sin batir demasiado, ahora añadiremos la mantequilla empomada, y volveremos a trabajar la mezcla.

A continuación, es el turno de la otra mitad de la harina tamizada junto a la levadura, del coco y también del ron y el almíbar. Mezclaremos con suavidad hasta que todos los ingredientes formen una masa lisa y cremosa.

Finalmente, cortaremos las rodajas de piña en trocitos pequeños y las integraremos en el preparado, para seguidamente repartir la mezcla en dos moldes redondos de unos 20 o 22cm de diámetro cada uno.

Los introduciremos en el horno y los coceremos durante unos 45 minutos más o menos, o hasta que un palillo (como los de brocheta) salga limpio del centro del pastel.
Desmoldaremos cuando estén fríos y bañaremos con el almíbar preparado.
Para realizar el almíbar, solo tenemos que coger un cazo verter el agua y el azúcar en el, dejar que hierva hasta que adquiera una consistencia de hebra y añadir el ron rápidamente en el último segundo y retirar.
Ahora prepararemos la crema. Pondremos para ello una olla con unos cuatro dedos de agua, ya que la crema la haremos al baño María para evitar que se nos pegue.
En un recipiente resistente al calor,  mezclaremos en primer lugar, el azúcar con un poco del zumo y la cucharada de maicena, para que no se formen grumos, a continuación incorporaremos en este orden y mezclando cada vez, el resto del zumo, la ralladura, los huevos y la nata. Llevaremos el bol  al baño María, e iremos removiendo continuamente con unas varillas, cuando la crema empiece a espesar añadiremos las onzas de chocolate blanco en pedacitos y seguiremos removiendo hasta que queden bien integradas. Una vez hayan espesado y antes de que comience a hervir, retiraremos del fuego y verteremos en una fuente para dejar enfriar.


Una vez fría, la mezclaremos con un yogur.

Para montar el pastel, colocaremos el bizcocho base boca abajo y añadiremos parte de la crema de limón, encima colocaremos boca abajo también el otro bizcocho, y cubriremos todo el pastel con el resto de la crema repartiéndola bien con una espátula, y finalmente espolvorearemos coco rallado.
En este caso, como es fin de año, la he decorado formando un racimo de uvas, con mitades de uva, las he cortado por la mitad con un cuchillo afilado y les he sacado las pepitas. Para el rabito del racimo y las hojas he usado fruta escarchada de melón, y le he dado forma con un cuchillo afilado y fino.



FELIZ 2014!!!!

1 comentarios:

Raquel dijo...

que rica se ve esta tarta!!!!!! la hare paso a paso!!!! ya te contare!

Publicar un comentario en la entrada