viernes, 14 de febrero de 2014

UN CORAZÓN DULCE, PARA UNA MELODÍA ÚNICA


Para un día tan especial que menos que un corazón de chocolate, y si este viene con sorpresa mejor que mejor. 
Dentro del corazón podéis meter unos bombones, un pequeño detalle, un poema, una canción o una propuesta picarona  de la búsqueda del tesoro, tu decides, deja volar tu imaginación, pues la rutina mata el amor. 
Y hasta aquí puedo contar, ya que esto es un blog de cocina y no las "Cincuenta sombras de Grey”(ji,ji,ji, yo también me he leído la trilogía).
Hay montones de cosas que no cuestan casi nada y que pueden llegar a gustar más que un regalo caro.
Feliz San Picarontín!!!!!

INGREDIENTES
100g de mantequilla reblandecida
150g de azúcar común
6 huevos (separadas las yemas de las claras)
175g de chocolate negro
2 cucahraditas de extracto de vainilla
125g de nata
125g de harina
100g de almendras molidas
25g de cacao en polvo
1 sobre de levadura
50ml de amaretto
Mermelada de albaricoque
Fondant blanco, rosa, verde, y rojo
Decoración de azúcar en forma de corazones
Azúcar glas para espolvorear
Dos cortapasta en forma de corazón de dos tamaños diferentes (uno tiene que ser más grande que el otro)
Rotulador de uso alimentario

ELABORACIÓN
Precalentaremos el horno a 175ºC. Engrasaremos un molde rectangular y forraremos el fondo con papel de horno.












Trocearemos el chocolate y lo colocaremos en un cuenco apto para microondas junto a la nata. En el microondas lo he tenido 1 minuto y 20 segundos, en intervalos de tres (30-30-20 segundos respectivamente).

En un cuenco grande, batiremos la mantequilla y el azúcar con unas varillas manuales hasta que la masa tenga una consistencia cremosa. A continuación, añadiremos las yemas una a una y mezclaremos cada vez hasta que queden bien integradas.























En este punto, añadiremos el chocolate derretido y el extracto de vainilla. Removeremos bien para que la mezcla quede homogénea.
Seguidamente, pondremos la ½ de la harina tamizada junto a la levadura, las almendras, y el cacao en polvo, incorporándolos a la masa sin batir, sino removiendo con dulzura.

































Verteremos el licor y la segunda ½ de la harina tamizada, y volveremos a mezclar.
Por último, montaremos las claras a punto de nieve con las varillas eléctricas, e incorporaremos a la masa suavemente con movimientos envolventes de abajo hacia arriba. Primero solo la mitad de las claras, en este paso no tenemos que ser tan meticulosos, ya que la mezcla es más compacta y nos conviene aligerarla un poco, con la segunda mitad si tenemos que ser más delicados y la añadiremos en tres veces, hasta conseguir una textura de mus.




























Dispondremos la mezcla en el molde y la hornearemos durante 15 minutos a 170ºC (la masa nos dará para dos bizcochos)

Una vez cocido, dejaremos enfriar antes de desmoldar.












Con el cortapasta de tamaño más grande en forma de corazón cortaremos el bizcocho.
Obtendremos parejas de corazones, uno servirá de base y al otro lo cortaremos con el corazón más pequeño. Pintaremos con mermelada los bordes de la base y pondremos en cima el corazón con el agujero. 






Estiramos el fondant blanco y rosa, y lo transferimos a un molde con relieve. Con el cortapasta en forma de corazón de tamaño más grande damos forma al fondant.

También realice una pequeña rosa con mazapán de colores, y dibuje las letras de “love” en la decoración de azúcar en forma de corazón.




A los corazones pequeños que sobraron les espolvoree azúcar glas.


Y ya podéis colocar dentro de la cajita lo que la imaginación os sugiera.
versión  lait

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada