lunes, 17 de marzo de 2014

EMPANADA DE ATÚN


Hoy se celebra en casi todo el mundo, el Día de San Patricio, en conmemoración del fallecimiento de este misionero cristiano.
Según wikipedia:
Patricio nació con el nombre de Maewyn alrededor del año 387 en Bennhaven Taberniae, en la actual Escocia. Era hijo de un oficial romano, cuya religión era el cristianismo. A los 16 años cayó prisionero de piratas irlandeses y fue vendido como esclavo. Tras varios intentos, logró huir y se convirtió en predicador del Evangelio en Irlanda, isla que en esos tiempos se encontraba dividida en numerosos clanes sometidos a la poderosa autoridad de los druidas.
Se adaptó muy bien a las condiciones sociales del lugar, formando un clero local y varias comunidades cristianas, respetando las tradiciones y costumbres propias de sus habitantes. Se le conoce como el Apóstol de Irlanda, donde murió hacia el año 461 a causa de su vejez.
Una tradición irlandesa le atribuye la hazaña de haber librado la isla de serpientes. Actualmente, Irlanda es la única región de las Islas Británicas que no posee ofidios silvestres, debido a su separación de Gran Bretaña poco después de finalizar la última glaciación.
Su fiesta se celebra el día 17 de marzo. La Fiesta de San Patricio es muy celebrada en Irlanda, de donde es patrón, y sobre todo en Estados Unidos. Cada 17 de marzo se organiza en Nueva York un gran desfile por la Quinta Avenida en la que participan multitud de personas vestidas de verde.
Los elementos tradicionales de los festejos son la cerveza y el trébol, este último, tiene que ver con que San Patricio tuvo que explicar una vez lo que era la Santísima Trinidad. Para que todos lo entendieran, utilizó un trébol como muestra, explicando que la Santísima Trinidad, al igual que el trébol, era una misma unidad, pero con tres personas diferentes. La primera hoja del trébol era el Padre, la segunda era el Hijo, y la última el Espíritu Santo, por ello, el trébol de tres hojas es símbolo de buena suerte, pues representa a la Trinidad.
Aunque la empanada no es muy irlandesa, si lo es gallega, y en diversas partes de Galicia también se celebra esta festividad (la Coruña, Caldas de Reyes), ya que a ambas les unen ancestrales vínculos.
FELIZ  DÍA DE SAN PATRICIO

Fin de semana fuera,  fui a ver a mi amiga en una quedada de puntaires, en una feria de artesanías que se celebraba cerca de Olot.

                                             
Después fuimos a comer a Oix en la Masia Can Bundància en donde comí las mejores patatas de Olot. No hice fotos porque el restaurante estaba lleno y me daba vergüenza echar fotos a la comida, aunque este de moda hacerlo.

                                        
Para finalizar el día, pasamos la tarde en el lago de Banyoles.





La masa de la empanada que he hecho, es esponjosa, suave, y jugosa. A más a más aguanta muy bien, si sobra le puedes dar un golpe de horno, y seguirá estando muy sabrosa.

INGREDIENTES
1kl de harina
14g de levadura seca de panadería
475ml de agua templada
25ml de leche entera templada
½ vaso de aceite de oliva de pimientos rojos
30g de mantequilla
½ cucharadita de pimentón rojo
2 cucharaditas de sal
½ cucharadita de azúcar
1 pimiento rojo a tiras
1 pimiento verde a tiras
1 cebolleta a tiras
1 berenjena mediana a tiras
3 latas de atún
3 huevos cocidos picados o en rodajas
La yema de un huevo y una cucharada de leche para pincelar la empanada.
Entre 7 y 9 cucharadas de salsa de tomate (si puede ser casero mejor)

ELABORACIÓN

Primero rehogaremos las tiras de pimiento rojo en el medio vaso de aceite de oliva. Lo retiraremos una vez cocinado, lo colaremos (reservamos el aceite para la masa de empanada) y dejaremos enfriar.

Luego cocinaremos el pimiento verde, y retiraremos a un plato junto al pimiento rojo. Repetiremos la misma operación con la cebolleta y la berenjena. 

Una vez tenemos rehogadas todas las verduras prepararemos la masa. Colocaremos 800g de harina en un cuenco hondo, incorporaremos la sal, la levadura, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, el aceite de pimientos rojos, el pimentón y el agua con la leche, en dos veces.



Lo mezclamos todo y lo dejamos reposar tapado en un lugar cálido, hasta que doble su tamaño. Entre 2 o 3 horas.

Mientras preparamos una salsa de tomate casera y cocemos los huevos. Si deseas ir más rápido sustitúyela por un tomate sofrito comprado.
Ahora viene cuando nos tenemos que poner buena música, si tiene ritmo mejor, porque una vez la masa haya duplicado su volumen, debemos amasarla con el resto de la harina durante mínimo 15 minutos, porque el amasado es lo que le da esa esponjosidad. Así que, os recomiendo música latina, y a mover el esqueleto, que los 15 minutos se pasan volando.





A continuación, dividimos la masa en dos (unos 450g aproximadamente cada trozo de masa), y la estiramos en forma de rectángulo (al gusto, redonda también queda muy mona). 



La colocamos en la bandeja del horno, sobre el papel de hornear. Primero extenderemos la salsa de tomate, y en este orden, los pimientos, la berenjena, la cebolleta, el atún y por último el huevo, junto con un toque de pimienta recién molida.



Seguidamente, extenderemos la segunda parte de la masa y taparemos la empanada, primero sellaremos con el dedo y después le haremos el pliegue (también puedes utilizar las púas de un tenedor).



Finalmente, mezclaremos la yema de huevo con la leche, y pincelaremos por encima. Podemos realizarle una decoración con la masa sobrante. 

Hornearemos en horno precalentado a 200º, que luego bajaremos a 180º, unos 20 minutos aproximadamente.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada