lunes, 21 de abril de 2014

Thumbprints de chocolate, vestidos para pascua


Estas galletas que hoy os propongo son suaves, y deliciosas, pero también divertidas, ideales para una fiesta infantil.
Como la mona de pascua se la regala todos los años su madrina, no tengo que hacerla, así que vestiremos estas galletas de pascua, colocándoles unos huevitos de chocolate blanco y unas plumitas de colores.
Son unas galletas muy fáciles, pero requieren un poquitín de tiempo. En vez de mermelada, o glaseado, yo he optado por hacerle un  ganache  de chocolate, sólo que reduciendo un poco la nata para que el chocolate adquiera una consistencia más dura, pero a la vez cremosa.
Salen aproximadamente entre 20-22 galletas, pero son bastante grandes y gorditas, así que con dos te llenas. No son aptas para la operación bikini, pero están buenísimas, de modo que tendremos que buscar, otras opciones más interesantes para perder los kilos y no dejar de comerlas.

INGREDIENTES
220g de mantequilla a temperatura ambiente
150g de azúcar
La pulpa de una vaina de vainilla
60g de cacao sin azúcar
300g de harina
La yema de 1 huevo
Una pizca de sal (3g)
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de polvo para hornear
Para el relleno
100g de chocolate de cobertura
40 ml de nata
Para decorar
Azúcar de colores
Unos huevitos de chocolate
Unas plumitas de colores
ELABORACIÓN
En primer lugar, mezclaremos en un bol la harina, la sal, la levadura en polvo, el bicarbonato, el cacao en polvo, y lo removeremos bien para que queden todos los ingredientes bien distribuidos.


En otro cuenco, mezclaremos la mantequilla, el azúcar, y la pulpa de la vaina de vainilla, hasta obtener una textura cremosa, y luego iremos añadiendo los huevos uno a uno, para integrarlos perfectamente a la masa.
A continuación, verteremos la crema obtenida en el cuenco de los ingredientes secos, y amasaremos suavemente hasta obtener una masa compacta.






Seguidamente, formaremos bolas de unas 30-34g cada una y las iremos disponiendo en una bandeja de hornear forrada con papel encerado. Llevaremos la bandeja a la nevera unos 20 o 30 minutos.



Una vez transcurrido el tiempo, sacaremos la bandeja y con una esteca de bolillo marcaremos una pequeña impresión redonda (utilizaremos el lado más grande de la esteca)en el centro de cada bola. Y las llevaremos al horno, que ya estará precalentado a 180º, durante unos 8-9 minutos.



Sacaremos la bandeja, y aprovechando que las galletas están muy tiernas para marcar con suavidad  la hendidura. Puedes volver a utilizar la esteca de bolillo o algún utensilio que tenga una terminación redonda o semiesférica (en mi caso utilicé la parte interior del prensador de ajos).



Ahora de nuevo, volveremos a introducir la bandeja en el horno durante 7 minutos más.
Si al sacarlas del horno veis que el hueco está poco marcado, con suavidad, esta vez si con la esteca de bolillo  presionáis un poco para darle el tamaño deseado.

Hay que dejarla unos 7 o 10 minutos en la bandeja antes de pasarlas a la rejilla de enfriar, ya que cuando salen del horno están muy blandas.
Cuando se hayan enfriado completamente, es el momento de rellenarlas. Para ello derretiremos el chocolate junto a la nata, al baño maría o en el microondas (en intervalos cortos de medio segundo, sino quemaremos el chocolate), y con una cucharita iremos colocando la mezcla en el interior de cada galleta, si prefieres puedes utilizar una manga pastelera, pero con la cucharita sale bien, y si queda alguna imperfección quedará tapada con la decoración.



Finalmente, las dejaremos reposar unos 15 minutos y espolvorearemos la decoración elegida.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada