jueves, 31 de julio de 2014

Mermelada de cerezas y paraguayos


Lo mejor de esta receta, que es muy sencilla. Esta mermelada casera es una de las favoritas de la familia, ya que su olor, su color y sobre todo su sabor son todo un placer.
Las mermeladas son una manera sencilla de aprovechar la fruta de temporada, y por si solas están muy buenas pero también son la base de infinidad de recetas
Las medidas que yo utilizo, son por cada kilo de fruta, 400g de azúcar.
En esta ocasión he mezclado cerezas y paraguayos, y el resultado ha sido una mermelada deliciosa.
INGREDIENTES
·       600g ce cerezas
·       400g de paraguayos
·       400g de azúcar
·       ½ vaina de vainilla
·       1 cucharada de zumo de limón
ELABORACIÓN
En primer lugar lavaremos bien la fruta, la deshuesaremos, y en el caso de los paraguayos también los pelaremos, y trocearemos.



A continuación, pesaremos la fruta.
Después, llevaremos toda la fruta, junto con el azúcar, la vaina de vainilla y el zumo de limón a una olla.

Seguidamente, removeremos la fruta hasta que el azúcar se disuelva y comience a hervir. Dejaremos cocer removiendo de vez en cuando, empezará a aparecer el almíbar y la fruta subirá a la superficie.  

Después se forma una espuma espesa que cubre toda la fruta, cuando esta comienza a desvanecerse la mermelada empieza a estar cocida, esperaremos unos minutos más, hasta que tenga un aspecto brillante y cristalino.



 Finalmente, pasaremos la batidora para triturar (cada uno a su gusto, con más o menos trocitos) y coceremos de nuevo unos minutos para que pierda el aire que le hemos incorporado al triturarla. Por último, introduciremos la mermelada en los tarros previamente esterilizados, los tapamos herméticamente y les damos la vuelta, al menos 24 horas (cuando estén frías se pueden introducir en la nevera, boca abajo).


Un truquillo para que se conserven mejor, es introducir un círculo de papel antiadherente untado con alcohol entre la mermelada y la tapa.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada