jueves, 25 de septiembre de 2014

Panecillos para hamburguesas de pipas de calabaza




Hoy unos originales panecillos de semillas de calabaza para estrenar el otoño.
en un principio solo las iba a poner fuera como esos panecillos rectangulares que venden en las panaderías para hacer mini bocatas, pero luego pensé, por qué no ponérselos dentro, y la verdad que el resultado es bueno y a más  a más tienen un gracioso tono verdoso.


INGREDIENTES
(Salen entre  6-8 panecillos dependiendo del tamaño)
45 ml de leche tibia
10 g de levadura seca de panadería
1 cucharadita de azúcar
2 huevos
375 g de harina
150 ml de agua tibia
50 g de pipas de calabaza molidas (utilicé el molinillo eléctrico para moler granos de café)
1 ½ cucharaditas de sal
45 g de mantequilla
1 cucharadita de miel
1 huevo para pincelar
Semillas de sésamo (he utilizado las dos variedades)
Elaboración
En un cuenco verteremos la leche tibia, el azúcar y la levadura, lo mezclaremos un poco y lo taparemos con un paño limpio o un plato, y lo dejaremos reposar en un lugar cálido unos 10 minutos aproximadamente, hasta que haya aumentado de tamaño y se haya creado una especie de espumilla.


En otro cuenco, pondremos la harina, la sal, las pipas de calabaza molidas, y mezclaremos bien. Seguidamente incorporaremos la mantequilla, el preparado de levadura los huevos batidos, la miel y la mantequilla.




A continuación, comenzaremos a amasar hasta que todos los ingredientes estén unidos y la masa se despegue de las paredes del bol. Después pondremos un poco de harina sobre la superficie de trabajo y volcaremos el preparado para seguir amasándolo durante 15 minutos más, en este punto yo siempre digo que con buena música el amasado siempre se lleva mejor.

Engrasaremos con un poco de mantequilla o aceite un bol y dejaremos reposar la masa bien tapada, en un lugar cálido, durante 1 hora aproximadamente, tiene que casi triplicar su volumen.

Pasado este tiempo, volveremos a poner un poco (poquita cosa) de harina sobre la superficie de trabajo y amasamos de nuevo unos minutos para desgasificar la masa.
A continuación, dividiremos la masa en 6-8 porciones según el tamaño deseado, les damos forma redonda y aplastamos ligeramente la superficie, seguidamente los iremos colocando en la bandeja del horno preparada con papel de hornear, las pintaremos con huevo y las espolvorearemos con sésamo. Las volveremos a tapar y dejaremos que leven hasta que hayan doblado su tamaño. Recordar colocarlos separados, ya que los panecillos aumentaran de volumen.



Llevaremos la bandeja al horno precalentado a 190º y los cocinaremos durante unos 18 minutos.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada