lunes, 22 de septiembre de 2014

Para el Reto "Color y Sabor de Temporada": Canalones de espinacas con bechamel de especias

Una forma muy rica de comer unas saludables espinacas, ya que normalmente por su color suelen ser menos apetecibles para los niños.

Si no os gustan las pasas, creo que deberíais quitárselas después de cocinadas, ya que le aportan sabor a la mezcla.
INGREDIENTES
300 g de espinacas frescas
1 puerro
1 diente de ajo
30 g de piñones
20 g de pasas
Sal
3 cucharadas de aceite de oliva
Queso rallado para espolvorear (al gusto)
Para la bechamel
1 cucharada de mantequilla
3 cucharadas de aceite de oliva
600 ml de leche
40 g de harina
Una pizca de ají picante
Una pizca de pimienta de jamaica en grano molida (con el molinillo de especias)
Una pizca de pimienta negra en grano molida (utilizo el molinillo de especias)
¼ cucharita de nuez moscada
Sal
ELABORACIÓN
En primer lugar haremos el relleno, para ello pondremos en una sartén amplia un poco de aceite donde comenzaremos a rehogar un diente de ajo picado muy pequeñito. Seguidamente añadiremos el puerro finamente picado y lo cocinaremos unos minutos.



A continuación, las pasas y después los piñones, rehogaremos un poco todos los ingredientes e incorporaremos las espinacas limpias. Iremos removiendo hasta que hayan bajado de volumen y estén integradas con los demás ingredientes, salaremos, y retiraremos del fuego.




Para hacer la bechamel, pondremos en una cazuela la mantequilla y el aceite de oliva, una vez derretida la mantequilla, incorporamos las especies y después añadiremos la harina, y la rehogaremos. En mi caso aparto la cazuela del fuego, y voy incorporándole la leche templada poco a poco sin dejar de batir, integrándola en cada adición.





Echaremos unas tres cucharadas al relleno y mezclaremos. Para que la bechamel no nos forme costra la taparemos con papel film de cocina.

Para cocer la pasta, pondremos en una cazuela baja, abundante agua a cocer con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Cuando empiece a hervir añade los canalones suavemente, uno a uno, bajamos un poco el fuego y dejamos cocer durante unos 10 minutos (o según indique el envase), los vamos sacando y colocando en un paño limpio. Iremos rellenando los canalones, disponiendo cucharitas de relleno en la parte superior, y enrollaremos. Los iremos poniendo en una fuente refractaria, previamente untada con un poco de mantequilla, esto evitará que se queden pegados a la fuente.







Finalmente, los naparemos con la bechamel, y espolvorearemos con el queso rallado. Gratinaremos en el horno unos 5 minutos aproximadamente o hasta que veáis que está doradito el queso.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada