miércoles, 3 de septiembre de 2014

Potaje de garbanzos con acelgas


Quien me iba a decir a mi que ahora me gustarían los potajes con la guerra que le daba a mi madre y a mi abuela para comérmelos. Acababa con la paciencia de todos. Cuando pasaba los veranos en el Vendrell con mi abuela, ella siempre ponía potajes de todos los tipos, y por entonces dos de mis tías tenían entre 18 y 20 años, y claro tenían que vigilar que la niña se comiera la comida, pero por desgracia para ellas la niña tenia mucha más paciencia de lo que ellas hubieran querido, y acababan dejándome en la cocina con mi plato de potaje, mientras ellas se arreglaban para salir, no sin antes avisarme de que cuando volvieran tenia que estar terminado. Entonces colocaba la silla al lado de la encimera,  y volcaba más de la mitad de la comida del plato en la olla, porque si lo echaba todo no se lo iban a creer, y con el resto practicaba el arte de llevar la comida hacia los lados dejando huecos en el centro, ya que crea el efecto de haber menos. Cuando volvían de ponerse guapas, tocaba el acto final, unas lagrimillas, unos ojitos dulces y un no puedo más ya me he comido mucho, y con las prisas que tenían me dejaban levantarme. Lástima que con mi madre nunca resultó, porque ella no se levantaba de mi lado hasta que no me lo acababa todo, y tenía mucha pero mucha paciencia.
Pero bueno la cosa ha cambiado y ahora si me gustan, y para mi sorpresa a mi niña también.
Así que después de mucho divagar, os dejo una receta sencilla de potaje de garbanzos con acelgas.

INGREDIENTES
300 g de garbanzos secos
300 g de acelgas
1 zanahoria mediana
1 cebolla mediana
1 cabeza de ajos
1 tomate pequeño
¼ de pimiento rojo
1 pimiento verde de un tamaño medio
¼ cucharadita de comino molido
1 patata grande cortada a trozos
1 hoja de laurel
3 cucharadas de aceite de oliva
1 litro de agua ( o la cantidad que necesitéis para que cubra los ingredientes)
2 chorizos
2 trozos de morcilla
Sal
ELABORACIÓN
Lo primero que tendremos que hacer es poner los garbanzos en remojo la noche anterior. Los ponemos en un recipiente con suficiente agua, por lo menos dos dedos por encima de los garbanzos, ya que absorberán el agua y aumentarán de volumen. Los dejaremos en la nevera toda la noche (deben estar entre 10-12 horas).
En una olla a presión, pondremos el agua, la zanahoria y la cebolla peladas, los pimientos, la hoja de laurel, las tres cucharadas de aceite, y la cabeza de ajos a la que habremos quitado la parte externa. También añadiremos el tomate al que le haremos un pequeño corte en cruz en la parte superior (así no revienta en la olla), por último los garbanzos y la patata.



Después pondremos a cocer, y cuando comience a hervir retiramos las impurezas y cerramos la olla, ponemos el fuego a una temperatura media-alta, y dejamos que cueza durante unos 25 minutos aproximadamente.
Una vez transcurrido el tiempo, retiraremos la tapa y volveremos a quitar impurezas. Sacamos todas las verduras, excepto las patatas, retiramos una vez fríos, la piel a los dientes de ajo y al tomate, y trituramos todos los ingredientes. Volvemos a incorporar la mezcla a la olla junto con las acelgas, el comino, los chorizos y las morcillas (previamente los desgraso un poco, sumergiéndolos unos minutos en un cazo con agua hirviendo). Dejo que se cueza unos 10 minutos más o hasta que las acelgas estén tiernas, con la tapa abierta.


Cocinado de esta manera el potaje no se hace tan pesado, no lleva ningún ingrediente sofrito, las especies se las aporta el chorizo y la morcilla, el comino dicen que es digestivo, y gran parte de la grasa ha sido retirada.
Espero os guste!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada