jueves, 22 de enero de 2015

Chicken pie




Hoy una receta que tenia guardada para otra ocasión, pero como llevo una semana muy liada, la tengo que sacar a escena.
Se trata de un Pastel de pollo con una corteza un poco diferente.
Ingredientes
Base
300 g de harina de fuerza
200 g de harina integral
150 g de mantequilla a temperatura ambiente
3 cucharadas de aceite de oliva
25 ml de sésamo negro (utilicé las cucharillas de medir, 2 tbsp)
¼ de cucharadita de levadura (tipo Royal)
Sal
Pincelado
1 yema de huevo
1 cucharadita de leche
Relleno
Una bandejita de setas variadas
Una bandejita de setas shiitake
5 ajos tiernos
½ puerro (si es de un tamaño grande, si es pequeño uno entero)
1 diente de ajo
½ vaso de cerveza
½ vaso de caldo
½ cucharadita de ají picante
5 muslos de pollo deshuesados y troceados (si los deshuesas en casa aprovecha los restos para hacer el caldo)
Para el marinado del pollo
Pimienta
Unas ramitas de ajedrea fresca
Unas ramitas de romero fresco
Aceite de oliva
Elaboración
Comenzaremos preparando el pollo, mezclaremos las hierbas aromáticas con el aceite de oliva, y masajearemos la carne con el preparado. Incorporaremos la pimienta, y lo taparemos con papel film. Lo dejaremos en la nevera mínimo 1 hora, pero si puede estar  toda la noche mejor.

A continuación elaboraremos la masa, para ello colocaremos todos los ingredientes secos en un bol amplio, los mezclaremos, y después haremos un hueco en el centro añadiremos los ingredientes húmedos.
Amasaremos mínimo 10 minutos, luego envolveremos la masa en papel film y la dejaremos reposar el tiempo que tardemos en hacer el relleno.


Para el relleno, cortaremos la verdura y la rehogaremos en una cazuela, comenzando por el diente de ajo y acabando con el puerro, añadimos las setas y cocinamos unos minutos. Troceamos el pollo y lo doramos en otra sartén, seguidamente se lo añadimos a las verduras. Damos unas vueltas a todos los ingredientes juntos en la cazuela, salpimentamos y ponemos el ají. Incorporamos las 2 cucharadas de harina, la rehogamos y después añadimos los líquidos. Vamos removiendo hasta que se espese el caldo, debe quedar con la textura de una bechamel. Retiramos y dejamos enfriar.






Una vez lo tenemos todo listo precalentamos el horno a 180º mientras formamos el pastel.
Colocamos un poquito de harina en la superficie de trabajo si fuera necesario (en mi caso no me hizo falta, la masa no se pegaba), para estirar la masa. La dividimos en dos mitades y estiramos la primera mitad dejándola  de 1mm de grosor más o menos,  la colocamos en el molde dejando unos 2 cm desde el borde del molde. Rellenamos con la mezcla, y estiramos la segunda mitad de la masa, Cogiendo como base el molde dejamos otros 2 cm alrededor de más. Colocamos la tapa y cerramos primero pellizcando las dos masas alrededor, y luego realizando pequeños pliegues. Realizamos un hueco en el centro, y pintamos con yema de huevo mezclada con una cucharadita de leche.









Podemos realizarle con un cortapasta alguna decoración. En mi caso como se acerca San Valentín, le coloqué dos polluelos enamorados.
Horneamos unos 45 minutos a 180º. Esperar  unos 10 minutos antes de desmoldar.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada