viernes, 23 de enero de 2015

Pastelitos de manzana caramelizada con remolino de canela y crujiente de frutos secos




Para los amantes de la manzana, unos deliciosos, jugosos y adictivos pastelitos especiados.
Perfectos para acompañar un buen café.
Los moldes que he utilizado son los que se hacen servir para elaborar flanes.
Ingredientes 
80 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
60 g de azúcar
40 g de azúcar moreno
3 huevos
1 yogur natural sin azúcar
1 sobre de levadura
320 g de harina
La ralladura de ½ limón
1 cucharadita de matalahúga molida
Canela en polvo
Para las manzanas caramelizadas
3 manzanas cortadas a dados
4 cucharadas de azúcar
1 rama de vainilla
2 cucharaditas de mantequilla sin sal
Para el crujiente
8 avellanas
6 nueces
Un puñadito de almendras laminadas
3 cucharaditas de azúcar moreno
La ralladura de ½ limón
Elaboración 
En primer lugar prepararemos las manzanas, para ello pondremos a calentar una sartén, e iremos vertiendo poco a poca azúcar cundo veamos que va derritiéndose incorporamos más. Una vez este toda derretida añadimos la rama de vainilla, la manzana y la mantequilla. Cocinamos durante unos 8-10 minutos, la manzana tiene que quedar color caramelo, pero debe conservar su forma. Reservamos y dejamos enfriar.





Para preparar la masa batiremos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una textura cremosa y homogénea. A continuación iremos incorporando los huevos uno a uno integrándolos en cada adición, seguidamente la ralladura del limón. Después añadiremos la mitad de la harina tamizada con la levadura y la matalahúga, mezclamos suavemente y vertemos la mitad del yogur, volvemos a mezclar, y repetimos la operación esta vez solo con la harina y el yogur.




A continuación preparamos el crujiente, para ello colocamos todos los ingredientes en un mortero y machacamos un poco.


Una vez lo tengamos todo comenzamos a montar los pastelitos. Colocamos en el fondo del molde unos trocitos de manzana caramelizada, seguimos con un poco de masa (la suficiente para cubrir la manzana), ponemos en el centro un montoncito de canela y con un palillo vamos dibujando espirales, seguidamente añadimos un poco más de masa y terminamos con los frutos secos.








Los hornearemos en horno precalentado a 180º durante unos 15 minutos aproximadamente, o hasta que al introducir un palito de madera en el centro este salga limpio.
Finalmente, una vez estén fríos los espolvoreamos con un poco de azúcar glas.



3 comentarios:

jose carlos monje dijo...

Fabuloso y muy buen postre, me encanta lo que has realizado y como lo has hecho, enhorabuena. Besos de la cocina del titi

Yolanda Hidalgo caballero dijo...

Gracias!!! Siempre tienes palabras lindas. Un beso.

Yolanda Hidalgo caballero dijo...

Gracias!!! Siempre tienes palabras lindas. Un beso.

Publicar un comentario