sábado, 7 de febrero de 2015

Corazón de pan





Para empezar el día con una sonrisa nada mejor que un pan jugoso y tierno por dentro, y crujiente por fuera.
Y si a más a más tienen forma de corazón son todo un detallazo.
Se trata de un pan muy sencillo, pero muy vistoso.
Ingredientes
500 g de harina
7 g de levadura seca de panadería
350 g de agua
10 g de sal
1 cucharadita de miel
30 ml de aceite de oliva
Leche para pincelar
Semillas (lino, sésamo, amapola…) y avena para decorar
Elaboración
En un bol amplio colocaremos la harina, la levadura, la sal el azúcar, y mezclaremos para que queden bien repartidos todos los ingredientes.
Calentaremos el agua (que esta templado), y apartaremos un poco para disolver la miel.
Después incorporaremos a los ingredientes secos, el aceite de oliva, la miel y el resto del agua en dos tandas. Mezclamos bien. La masa debe quedar pegajosa. La dejaremos reposar en un lugar cálido, tapada un par de horas).
Transcurrido este tiempo, amasaremos unos 10 minutos, y dividiremos la masa en 6 bolas (140-150 g) las dejamos reposar unos 15-20 minutos antes de darle la forma, untados con un poco de aceite de oliva.
Una vez haya reposado la bola se habrá aplanado, hay que enrollar un tercio de la masa hacia ti y presiona suavemente con los pulgares y la vamos enrollando. A continuación hacemos rodar la masa sobre la superficie de trabajo, comenzaremos haciendo una pequeña presión en el centro y haremos más fuerza a medida que lleguemos a los extremos formando dos puntas.
Colocamos papel de hornear en una bandeja para horno y ponemos en posición horizontal nuestro chusco, le realizamos un  corte de arriba hacia abajo, sin llegar a las puntas. Finalmente, le damos la forma de corazón, llevando hacia la parte interior del corte la punta de arriba del chusco, ayudándonos con los dedos vamos dando forma en la parte interior.









Los dejaremos reposar tapados una media hora.
Precalentamos el horno a 180º.
Pintamos los corazones con leche y espolvoreamos las semillas o la avena y un lado del corazón.



Disponemos una bandeja con agua en la parte inferior del horno.
Por último, hornearemos los panes unos 10 minutos a 180º, y 5 minutos más a 200º, para que queden doraditos.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada