martes, 10 de febrero de 2015

Un mensaje de amor relleno de dulce de leche



Estas galletas de frutos secos son ideales para acompañar con dulce de leche o crema de avellana. Para estamparlos he utilizado unos sellos de madera para realizar manualidades (nuevos sin estrenar y bien limpios), es una alternativa a los exclusivos de repostería y hay mas variedad, solo necesitaremos un corta pasta para darle la forma deseada.
Ingredientes
160 g de harina
30 g de almendra molida
20 g de nueces molidas
50 g de azúcar
130 g de mantequilla a temperatura ambiente
½ vaina de vainilla
Dulce de leche
Elaboración 
En primer lugar, tamizaremos en un cuenco grande la harina y le  incorporaremos la almendra y las nueces molidas, y mezclaremos bien.
En otro bol mezclaremos el azúcar con la pulpa de la vaina de vainilla, hasta que estén bien integradas, de este modo la vainilla quedará bien repartida en la masa.
A continuación, verteremos los restantes ingredientes, primero la mantequilla a temperatura ambiente y después  las 2 yemas, mezclándolas una a una.
Verteremos esta mezcla a la de los ingredientes secos e incorporaremos, primero en el cuenco, y después volcaremos la mezcla en una superficie lisa, seguiremos mezclando pero sin amasar, no hay que trabajarla demasiado.


Una vez tengamos una masa compacta y homogénea, la dividiremos en dos.
Les damos forma de rulo con un diámetro aproximado de unos 3 cm, y los envolvemos en papel film. La dejamos reposar en la nevera mínimo una hora.
Transcurrido el tiempo, vamos sacamos la masa según la vayamos trabajando, de esta forma el resto no se ablanda. Dejamos que se atempere y comenzamos a decorarla.
Cortaremos rodajas de unos 3 cm de grosor. Formaremos con cada rodaja primero una bola, la aplanamos dejando un grosor de unos 4mm, colocamos el sello encima y ejercemos una pequeña presión para marcarlo. En mi caso, lo que a mi me funciona, es enharinar la paleta y pasar la galleta a la bandeja con el papel de hornear, y una vez allí con el cortador redondo recortarle la forma, de esta forma no se deforma cuando la trasladamos.




Una vez las tengamos tapamos con papel film y a la nevera unos 30 minutos.
Mientras encendemos el horno a 180º.
Cuando el horno ya este caliente introduciremos la bandeja a media altura, con calor arriba y abajo y hornearemos unos 8 minutos aproximadamente.
Al sacarlas del horno esperaremos unos minutos antes de extraerlas sino se nos romperán. A continuación las pasaremos a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Finalmente, untaremos con un poco de dulce de leche una de las galletitas y taparemos con otra.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada