domingo, 3 de mayo de 2015

Tarta rellena de crema




Para un día tan especial como este solo podía hacer una de las tartas preferidas de mi mami.
Se trata de una tarta rellena de crema, recubierta de almendra y azúcar, y con un ligero y sutil toque de coñac.
Feliz día a todas las mamás!!!





Ingredientes
180 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
150 gr. de azúcar
4 huevos a temperatura ambiente
375 gr de harina tamizada
½ sobre de levadura en polvo (tamizada junto a la harina)
Ralladura de un limón
1 cucharadita de extracto de vainilla
60 ml de coñac
60 ml de leche entera
Almendras fileteadas
Un poco de azúcar vainillado para espolvorear
Para la crema
500 ml de leche entera
5 yemas
1 vaina de vainilla
La piel de ½ limón
40 gr. de harina de maíz refinada
100 gr de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
Elaboración
Precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
En primer lugar realizaremos la crema, ya que debe estar completamente fría en el momento de utilizarla. Mejor si la elaboras la noche anterior.
Comenzamos reservando un poco de leche, el resto lo pondremos a calentar junto a la vaina de vainilla abierta por la mitad y la parte amarilla de la piel de 1/2 limón. Lo dejaremos cocer hasta que hierva y después esperaremos hasta que temple. Mientras esperamos a que se temple, vamos moviendo la leche de vez en cuando o las motitas de la vainilla se quedaran adheridas a la partícula que se le crea en la superficie a la leche cuando comienza a enfriarse.
En un recipiente mezclamos el azúcar con las yemas, la harina de maíz refinada y removemos bien, seguidamente incorporaremos la leche reservada (1/4 de vaso) y batiremos hasta que quede una masa homogénea, a continuación vertemos sobre ella un poco de leche templada, mezclamos y luego incorporamos el resto. Yo lo hago así, porque luego coloco en la cazuela un colador grande y vierto toda la mezcla, de este modo todas las impurezas se quedan en él.
Finalmente, cocemos la mezcla  sin parar de remover, a fuego medio bajo, hasta que espese, y con cuidado de que no hierva.
Pasa la mezcla a un recipiente y tápalo con papel film, pero este debe de quedar totalmente adherido a la crema para que no se cree costra.
Dejaremos enfriar.
Para la masa
En un bol ponemos la mantequilla, la ralladura de limón y el azúcar, batimos hasta que quede cremosa. Después añadimos dos huevos y los integramos, seguidamente 125 gr. de harina tamizada, volvemos a mezclar, y de nuevo incorporamos los dos huevos restantes.
A continuación, otros 125 gr. de harina y mezclamos. Ahora es el turno de los líquidos: la leche, el coñac y el extracto, los incorporamos, y por último los 125 g restantes con la levadura.
Abreviado:
Mantequilla + azúcar + ralladura
2 huevos
125 gr. de harina tamizada
2 huevos
125 gr. de harina tamizada
Leche + coñac + extracto de vainilla
125 gr. de harina + levadura tamizadas
Montaje y horneado
Engrasamos un molde desmontable con mantequilla, forramos la base con papel de hornear, y espolvoreamos harina en los laterales.
Necesitaremos dos mangas pasteleras, una para la crema y la otra para la masa del pastel.
Comenzamos poniendo una capa de masa de bizcocho, seguimos con una de crema y terminamos cubriendo esta última con otra capa de masa. Espolvoreamos por encima almendra laminada y azúcar vainillada.
Horneamos los primeros 30 minutos a 180º C y los 15 minutos restantes a 160º C.
Una vez horneada la dejamos reposar en el molde (fuera del horno) unos 20 minutos, después la pasamos a una rejilla para que se enfrié por completo.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada