lunes, 19 de octubre de 2015

Pastel de calabaza asada, manzana asada y piñones











El otoño desprende ese hechizo de fugaz calidez, las temperaturas descienden y los guisos y las sopas nos empiezan a apetecer.
Octubre es normalmente un mes lluvioso que nos trae una riqueza de productos, sabores y colores diversos e increíbles. Ya es el tiempo de los piñones y las castañas asadas.
En este pastel la calabaza asada asume un papel protagonista, pero el toque de manzana asada y especias le aportan un sabor espectacular, y por último los piñones, que elevan el sabor de este cuarteto a la máxima potencia.
En definitiva se trata de un pastel para disfrutar con una taza te o de café caliente en las manos, en una tarde donde el tenue sonido musical de fondo, y la entretenida lectura, se vean interrumpidos por el sonido de la lluvia golpeando el cristal de la ventana.
Ingredientes
4 huevos a temperatura ambiente (separadas yemas y claras)
170gr.  de azúcar
180gr. de calabaza asada ( 180º entre 50 o 60 minutos, debe quedar tierna)
100gr. de manzana asada* (4 manzanas, ½ vaina de vainilla, 3 cucharadas de azúcar moreno)
100gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 yogur griego natural sin azúcar
unas gotitas de zumo de limón
ralladura de una naranja mediana
320gr. de harina tamizada
1 sobre de polvo de hornear (levadura química)
1 cucharadita de extracto de vainilla
½ cucharadita de mezcla de especies** (canela molida, clavo molido, jengibre molido y pimienta de Jamaica: en un recipiente pon 1 cucharadita de canela en polvo, ¼ de cucharadita de las otras especias y mezclar)
20gr. de piñones
un poco de azúcar para espolvorear por encima antes del horneado.
un poco de mantequilla y harina para el molde
un poco de azúcar glas para espolvorear después de horneado.
 Elaboración
Para el puré de manzana asada:
Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo.
Lavaremos muy bien las manzanas y con la ayuda de un cuchillo o descorazonador retiraremos el corazón y las semillas.
A continuación colocamos las manzanas un poco separadas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear y cocinamos durante 25 minutos. Después las sacamos y dejamos enfriar un poco antes de retirar la piel. Colocamos el puré en una fuente pequeña apta para horno, y lo mezclamos con el azúcar y la pulpa de  media vaina de vainilla. Volvemos a hornear durante unos 10-15 minutos mas, esta vez a 180º.
Para la tarta de calabaza:
Precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
Prepare un molde desmontable con papel de hornear, también pincelar los lados con un poco de mantequilla y espolvorear con un poco de harina. En la base disponer unos pocos piñones esparcidos por toda la superficie.
En un recipiente batir la mantequilla con el azúcar hasta que quede cremosa. Separar los huevos, reservamos las claras y vamos añadiendo las yemas una a una hasta que estén bien integradas en la mezcla anterior. Después añadimos la mitad del yogur, las especias,  el extracto de vainilla, la ralladura de naranja, la calabaza, y la manzana asada pasada por el pasapurés,  mezclamos y vertemos la mitad de la harina tamizada con la levadura. Integramos sin batir demasiado.
A continuación, volvemos a incorporar primero el yogur y después la harina tamizada.
Montamos las claras  con una pizca de sal y unas gotas de limón hasta que estén firmes y se las añadimos a la mezcla con una espátula realizando movimientos envolventes de abajo arriba.
Por último vertemos en el molde la mezcla, y espolvoreamos el resto de los piñones y un poco de azúcar por encima. Horneamos durante unos 40 minutos aproximadamente o hasta que al insertar un palito de madera en el centro este salga limpio.
Una vez horneado esperamos unos 15 minutos antes de desmoldar y luego lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Para finalizar espolvoreamos con un poco de azúcar glas.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada