viernes, 30 de octubre de 2015

Pastel fantasmal



Un pastel con sorpresa para la noche mas terrorífica del año, en su interior esconde la figura de un fantasma.

Se trata de un pastel sencillo de hacer y con ingredientes fáciles de encontrar.
Lo único un poco fuera de lo habitual seria el molde para bombones en forma de calaveras, que en su lugar las podéis realizar en fondant o comprar alguna golosina con esta forma. Lo otro que necesitareis es un molde de galletas en forma de fantasma o cualquier otro que tenga relación con halloween.
Ingredientes

  • 200 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 170 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 225 gr. de harina tamizada
  • 1 yogur griego de stracciatella
  • 100 gr. de chocolate negro
  • 45 ml de leche
  • 1 cucharada de cacao en polvo 
  • 1 sobre de levadura

Para la cobertura

  • 1 tableta de chocolate con leche

Para las calaveras

  • 1 tableta de chocolate blanco

Para la lápida

  • fondant de color negro

Utensilios

  • molde para cake de 25 X 12 cm aproximadamente
  • molde rectangular de aproximadamente 27 cm X 20 cm X 3´5 cm de alto


Elaboración
En primer lugar realizamos las calaveras, para ello fundimos el chocolate blanco en el microondas en intervalos cortos de 20 segundos, y lo removemos bien hasta que quede líquido y uniforme. Después llenamos los moldes. Por último lo llevamos a la nevera hasta que se solidifiquen.
Para la lápida estiramos un poco de fondant negra y le damos forma la forma deseada.
Para el pastel
En primer lugar, encendemos el horno a unos 170º para que vaya cogiendo temperatura.
Seguidamente preparamos los moldes engrasándolos  y cubriéndolos con unas tiras rectangulares de papel de hornear.
Con la batidora eléctrica o bien la manual, batiremos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una consistencia cremosa. A continuación, iremos incorporando uno a uno los huevos a la mezcla. Después añadiremos la pulpa de la vainilla junto al yogur y lo mezclaremos todo.
Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos con suavidad a la preparación.
Colocamos la mitad de la mezcla en otro bol y reservamos.
En un recipiente apto para el microondas pondremos la leche con el chocolate troceado, y lo calentamos en intervalos de 20 segundos para evitar que el chocolate se queme. Removemos hasta que quede liso y suave. A continuación, lo dejamos templar, después se lo añadimos a uno de los boles y lo mezclamos.
Vertemos la masa de chocolate en el molde rectangular, alisamos y horneamos a 180ºC durante unos 25-30 minutos o hasta que al introducir un palito en el medio este salga limpio.
Esperamos unos 15 minutos antes de desmoldar y luego lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté completamente frio cortamos con la ayuda de un cortapastas en forma de fantasma el bizcocho, y lo vamos colocando en el centro del molde para cakes desde una punta hasta la otra.


Vertemos por encima la masa de vainilla que habíamos reservado anteriormente, y horneamos a 180ºC durante unos 50 minutos aproximadamente, o hasta que al introducir un palito en el centro este salga limpio.

Volvemos a esperar unos 15 minutos antes de desmoldar y de dejar enfriar por completo sobre una rejilla.
Para la decoración
Derretimos en el microondas en intervalos de 20 segundos el chocolate con leche y lo removemos hasta que tenga una consistencia suave y lisa, luego lo vertemos por encima del bizcocho. Con los recortes que nos han sobrado del bizcocho de chocolate, haremos la tierra, para ello lo rallamos por encima.

Por último una vez el chocolate se haya solidificado añadimos el resto de los elementos. También podemos hacer algún otro detalle con fondant, como una arañita.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada